jueves, 18 de abril de 2013

CASO FORD PINTO

A continuación, se presentará y analizará a la empresa Ford Motor Company, y en especial el caso Ford Pinto, automóvil que fue comercializado durante los años setentas. Este caso es particular ya que el Ford Pinto es responsable de muchas muertes y varias vidas afectadas, tanto física como emocionalmente, debido a un modelo construido con varias fallas de seguridad. Por último se hablará del caso Grimshaw vs Ford Motor Co., el caso más sonado relacionado al Ford Pinto

ANTECEDENTES

 
El 16 de Junio de 1903, se fundó Ford Motor Company  con la aportación de 28,000 dólares, realizado por doce inversionistas  y entre ellos se encontraba Henry Ford un hombre de 40 años de edad. En ella Ford es vicepresidente, diseñador, jefe de mecánica, superintendente y gerente comercial. Con el tiempo logra comprar suficientes acciones para llegar a superar el 51 por ciento y tener el control de la compañía que hoy conocemos.

El destino de Ford va cambiando, el 3 de julio de 1903 vende el primer automóvil de la recientemente constituida compañía a un doctor por 850 dólares. A partir de este momento las ventas se disparan y Henry Ford ya estaba en el camino de fabricar "el automóvil para las multitudes". Entre los años 1905 y 1907 produce los modelos "A", "B", "C", "N". En 1905 la producción alcanza los 25 vehículos por día y al año siguiente llega a 100 vehículos por día. El modelo "N" se vendía  a 850 dólares.

En 1908 empieza la producción del famoso "T". El gran volumen y las nuevas técnicas de producción le permiten a Ford continuar bajando los precios. Algunos años después el modelo "T" runabout (coupe convertible) se vende a 260 dólares y el touring (sedan convertible) a 290 dólares. A partir de este año la competencia se hace sentir. Además el Ford "T" que se construía desde 1908 sin grandes mejoras empieza a ser obsoleto. El proyecto del famoso Ford “T” consistía en fabricar automóviles sencillos y baratos destinados al consumo masivo de la familia media estadounidense. Hasta entonces el automóvil había sido un objeto de fabricación artesanal y muy costosa, destinado a un público muy limitado. Ford puso el automóvil al alcance de las clases medias, introduciéndolo en la era del consumo en masa. Ford también se preocupó de instaurar una publicidad masiva en Detroit, asegurándose de que en cada periódico apareciesen historias y anuncios sobre su nuevo producto. Su sistema de concesionarios locales permitió que el automóvil estuviese disponible en cada ciudad de EE.UU. Por su parte, los concesionarios (empresarios independientes) fueron enriqueciéndose y ayudaron a publicitar la idea misma del automovilismo, comenzando a desarrollarse los clubes automovilísticos para ayudar a los conductores y para salir más allá de la ciudad. Ford estaba encantado de vender a los granjeros, que miraban el vehículo como un invento más para ayudarles en su trabajo. Las ventas se dispararon, durante varios años se iban batiendo los propios récords del año anterior, sobrepasaron los 250.000 vehículos en 1914.

Entre 1924 y 1926 cae la producción y la competencia especialmente Chevrolet y Plymouth absorben la pérdida de mercado de Ford. Ford consideraba que un buen diseño básico, que sus automóviles evidentemente tenían, no necesitaba de grandes cambios y ese fue el motivo por el que mantuvo la fabricación del "T" más tiempo del conveniente.

Como se muestra líneas arriba, en su larga historia Ford Motor Company ha producido todo tipo de automóviles: excelentes, regulares o malos; o buenos, bonitos y baratos. Incluso hasta veloces, lentos o “voladores”. Pero existe un caso en particular, que fue todo un éxito de ventas y, sin embargo, dejó en la memoria de muchos el maléfico recuerdo de un auto asesino: el Ford Pinto.
Con la crisis de los precios del petróleo de los años setenta la industria automotriz norteamericana se vio muy afecta hasta el interior de sus organizaciones. Fue necesario hacer un recorte de personal, las compañías salieron del trance lo mejor que pudieron.  Esa fue la razón principal de la llegada de un auto como el Ford Pinto y la forma en que se gestó su desarrollo. En resumen, fue necesario diseñarlo en muy poco tiempo y con criterios de economía muy estrictos.
Concebido como un auto compacto, para los estándares norteamericanos, el  Ford Pinto se lanzó en 1971 para hacer frente a los modelos importados pequeños europeos y japoneses los cuales estaban haciéndose de un mercado de manera rápida.
 
Es así que esa año se convirtió en un año muy importante en la vida de Ford Motor Company, ya no se produjo la histórica serie Farilane y por otra parte asumiría la presidencia de la compañía Lee Iacocca.  De cualquier forma, Ford preparó este modelo con una estricta filosofía de austeridad, algo desconocido para sus clientes norteamericanos, pero también para los fabricantes y, sobre todo, para los diseñadores. El Ford Pinto tenía como misión despojar del mercado al AMC Kremlin y al Chevy Vega; además contaba con un hermano gemelo, el Mercury Bobcat.
Ahora, los años de derroche, de autos enormes y motores descomunales, les pasarían factura y en el atropello de cumplir con los plazos y llegar al mercado, cometerían errores básicos, pero importantes para el cambio en la conciencia de Ford. 

El Modelo Ford Pinto
El modelo Pinto de Ford fue lanzado en 1971 y se ubico en la gama de carros compactos, buscando luchar contra los constructores japoneses y ofrecer una opción económica al comprador norteamericano. 

En su larga historia Ford Motor Co. ha producido todo tipo de automóviles: excelentes, regulares o malos. O buenos, bonitos y baratos. Incluso hasta veloces, lentos o “voladores”. Pero hoy veremos el singular caso de uno que fue todo un éxito de ventas y, sin embargo, dejó en la memoria de muchos el maléfico recuerdo de un auto asesino: el Ford Pinto.
Las fallas técnicas y el fracaso del Ford Pinto
Las fallas técnicas del Ford Pinto se debieron a su escaso tiempo de diseño y el criterio económico con que fue realizado.
El éxito que había adquirido en su lanzamiento pronto se convirtió en un caos. Al poco tiempo se había generalizado el comentario de que los autos explotaban y se incendiaban con facilidad ante pequeños choques.
Las principales fallas del Ford Pinto fueron:
Primero : El tanque de gasolina
El depósito de gasolina estaba ubicado detrás del eje trasero, muy cerca del parachoques. Esto generaba que ante un choque de mínimas proporciones el depósito fácilmente colisionara con el diferencial y se rompiese, generando así un incendio e inclusive explosión.
Segundo:  La carrocería
La mala calidad de la chapa con que se construía la carrocería facilitaba la posibilidad de que cualquier choque pequeño permitiese alcanzar el tanque de gasolina.
Esta mala carrocería generaba otro grave problema. Ante la colisión el carro se deformaba, las puertas quedaban bloqueadas y los ocupantes atrapados en las llamas.
Paradójicamente esto no impidió que el Pinto resultará todo un éxito de ventas para Ford, la cual produjo en 1971 más de 352 000 unidades de este modelo.
Realizado por: Paola Carrión Villanueva


El caso Grimshaw, es una de las varias demandas contra Ford Motor Co. que  tuve al Ford Pinto como actor principal. Grimshaw demandó a Ford después de un accidente que tuvo en su carro, Ford Pinto, cuando iba por una carretera y el motor de pronto se ahogó, lo que provocó que el carro que iba detrás lo impactara. Acto seguido, el Ford Pinto prendió en llamas y los pasajeros que estaban dentro sufieron serias lesiones: Lilly Gray, conductora del vehículo, sufrió severas  quemaduras en su cuerpo lo que le llevo a su muerte. Richard Grimshaw, hijo de la pareja, sufrió severas quemaduras y desfiguración permanente debido a las quemaduras en todo su cuerpo. Doctores dijeron que Grimshaw necesitaría varias sirugías para los próximos 10 años.
Un experto explicó que el tanque de gas fue empujado hacia adelante, y por el impacto y la ayuda de algún tipo de tornillo, el tanque se perforó, lo que ocasionó que la gasolina salga por todos lados y se filtrara dónde estaban los pasajeros; lo que resultó en las quemaduras severas y hasta la muerte en el caso de Lilly Gray. 

Durante las pruebas de choque de estos vehículos, Ford probó con varios prototipos, y dos modelos de producción; esto para determinar el impacto del sistema de gasolina en choques desde atrás. Los resultados de estas pruebas dieron como resultado que, efectivamente el Ford Pinto no cumplía con las regulaciones federales que determinaban que todos los vehículos producidos en el año 72 debían ser capaces de resistir o soportar un impacto de barrera de 20 MPH (32.2 km/h) sin que haya derrame de combustible. 

Lo más impactante es que los costos de mejora, para arreglar las deficiencias que tenían estos carros eran muy bajos! Es decir, con una inversión muy pequeña en varios aspectos del sistema se hubiera podido evitar esto.  Para no entrar en mayor detalle técnico, si se hubiera reforzado la parte trasera, a un costo muy bajo, habría resultado seguro impactarse a velocidades de 50 MPH (80 km/h o más) sin que haya derrame de combustible.
Durante el juicio, se reveló que Ford pudo ahorrar 20,9 milliones de dólares haciendo ajustes en la instalación de las partes con materiales más económicos, Lo que puso a descubierto que Ford prefirió su ahorro antes que la seguridad de sus clientes.
Además, Grimshaw dio mucha evidencia la cual mostraba que Ford esta consiente de los peligros que traía consigo el diseño del sistema de combustible del Ford Pinto, y que los mismos pudieron ser resueltos con un muy bajo costo, por el contrario Ford hizo un análisis costo beneficio entre las ganancias de la empresa y el costo de una vida humana. 
Al final, los veredictos tanto para Grimshaw, cómo para la familia gray fueron a favor de los demandantes en contra de Ford Motor Company. El primero, recibió 2.5 millones de dólares por daños compensatorios. Y 125 millones por daños punitivos. Y la familia Gray recibió  559 mil dólares en compensación por daños.
Esto trajo como consecuencia que Ford apelara la sentencia, diciendo que había irregularidades en el caso y con los abogados. Por lo que Ford buscaba la revocación total de la sentencia en su totalidad por varias razones, como por ejemplo: decisiones falsas en relación al testamento de Copp, ingeniero de Ford, que admitía que habían problemas con el Ford Pinto, la mala conducta del jurado, entre otras. 
Este caso en aprticular, llevo a que el departamento de transportes de la agencia NHTSA, no seguro al 100% de la situación del Ford Pinto, contrató a grupos para que hicieran respectivas informaciones para estudiar los vehículos. Estos estudios duraron varios meses, los cuales Ford siguió vendiendo este modelo, hasta que en el 78, el departamento de Transporte dijo que efectivamente el sistema de combustible del Pinto tenía un defecto que afectaba la seguridad. Acto seguido, pidió que se detuviera la comercialización y distribución del mismo. Ford no tuvo otra opción más que aceptar y retirar su modelo Ford Pinto del mercado. 


Como consecuencia, no sólo se vio afectada la imagen de la empresa, quienes tuvieron costos altísimos en relación a numerosas demandas con relación a este tema, si no de muchas personas que se vieron traicionadas por Ford y otras muchas que se vieron afectadas tanto físicamente como emocionalmente, debido a la inseguridad del vehículo. 
Realizado por: Daniel Ponce
 
 Referencias:
http://es.wikipedia.org/wiki/Ford_Pinto ; última    consulta realizada el 16/04/2013
http://www.cochesdelujo.org/ford/historia-del-ford-pinto.php; última    consulta realizada el 17/04/2013
http://www.excelenciasdelmotor.com/noticia/ford-pinto-un-auto-asesino  ; última consulta realizada el 17/04/2013
http://es.wikipedia.org/wiki/Henry_Ford  ; última consulta realizada el 17/04/2013
http://www.autopasion18.com/HISTORIA-FORD.htm ; última consulta realizada el 17/04/2013
http://es.wikipedia.org/wiki/Ford_Motor_Company ; última consulta realizada el 17/04/2013
http://online.ceb.com/calcases/CA3/119CA3d757.htm ;última consulta realizada el 18/04/2013



No hay comentarios.:

Publicar un comentario